Arranca el Seis Naciones 2015: aquí nadie va de farol

six_nations_1

Por suerte o por desgracia (depende cómo y quién lo mire), la edición del torneo Seis Naciones que arranca este fin de semana será distinta. No tendrá nada que ver con lo ocurrido el pasado año y no porque los contendientes hayan experimentado una inaudita evolución en los últimos meses. Aunque unos han mostrado una mejoría notable en los compromisos de junio y noviembre, la clave no reside ahí. Las potencias del hemisferio norte lucharán por el cetro del Viejo Continente con la mirada puesta en septiembre. Sí, aún queda mucho, pero una Copa del Mundo solo se disputa cada cuatro años.

Sin duda alguna, lo que ocurra en el Seis Naciones de este 2015 tendrá un significado especial. Los seleccionadores harán pruebas -muchas- y tratarán de afianzar una forma de juego para, así, comenzar a preparar el Mundial de Inglaterra que arranca en septiembre. Es por eso que, al contrario de lo que muchos podrían pensar, esta edición en nada se parecerá a una partida de póker.

Ni Joe Schmidt, ni Stuart Lancaster, ni Warren Gatland, ni Philippe Saint-André, ni Stern Vern Cotter ni Jacques Brunel desvelarán todas sus cartas, obviamente. Pero tampoco intentarán ocultar la dirección hacia la que encamina su estrategia, porque necesitan demostrar a sus rivales, tanto del norte como del sur, que llegan a la cita mundialista con opciones, algunos de hacer algo grande y otros de incluso pelear por la copa Webb Ellis. Por eso no deben especular. Ninguno debe tomarse este Seis Naciones como uno más. Hay mucho en juego.

six_nations_2

Es más, tal es la exigencia, que hasta de los contratiempos deberán aprender la lección. El hecho de que haya jugadores que habitualmente parten como titulares y que deberán ver algunos partidos, o incluso el torneo, desde la grada por culpa de las lesiones, será en realidad una oportunidad para los técnicos.

Ausencias tan destacadas en la primera jornada como la del irlandés Jonathan Sexton, darán opciones para reivindicarse en el XV del Trébol a Ian Keatley (que partirá de inicio antes Italia) o Ian Madigan. Las bajas de Joe Launchbury (que se perderá todo el torneo) o Courtney Lawes (que se perderá las primeras semanas de competición) en Inglaterra también podrían dejar paso a jóvenes promesas como George Kruis. En el XV de la Rosa, Stuart Lancaste deberá recomponer la bisagra con la baja de Owen Farrell y el descarte por decisión técnica de Danny Care, su primera prueba, será con Ben Young y George Ford.

Otros, como Gales, con todos sus efectivos a punto (a excepción del ‘oso’ Jones, que ha decidido retirarse), tendrán que ajustar algunos otros aspectos. Los de Gatland deberán recuperar el juego dinámico si quieren demostrar que, como en 2011, están preparados para alcanzar las semifinales del Mundial y, de paso, tratar de recuperar el cetro del hemisferio norte que ya lograron en 2012 y 2013.

¿Logrará Irlanda revalidar el título? ¿Conseguirá Inglaterra demostrar que llega con opciones a su Mundial? ¿Será capaz Gales de recuperar su mejor versión con Dan Biggar y Rhys Webb a los mandos?

six_nations_3

Los Leones tampoco deben especular

En el Campeonato de Europa de Naciones, el Seis Naciones B, también hay mucho en juego. Sobre todo para España. No valen lamentos ni excusas en un año de cita mundialista, que debe servir para asentar los cimientos y poder estar presentes en Japón 2019. Más aún si tienes que medirte a otras selecciones que sí que se citarán con los mejores del planeta rugby.

Por eso el XV del León no puede dejar pasar la oportunidad de demostrar a las altas instancias del rugby mundial que tiene potencial para pelear con los mejores. Que necesita del apoyo de la renovada World Rugby para seguir creciendo y, entre otras cosas, poder acceder a jugar partidos internacionales en las ventanas de junio y noviembre. Pero todo ello pasa por ganar a Rusia y Portugal, plantar cara a potencias como Georgia o Rumanía y no tropezar ante Alemania.

Como siempre, debemos ser optimistas. El seleccionador español, Santiago Santos, ha reunido a un grupo de jugadores que pueden lograr todas esas metas. No será fácil, sin duda. Apenas si han contado con una semana de preparación para el estreno este sábado en el Central de la Universidad Complutense de Madrid ante los ‘osos’ rusos. Pero las excusas deben quedar a un lado. Es el momento de hacer méritos sobre el césped para demostrar que, pese a la situación económica de la federación, España tiene sitio entre los grandes.

Sí, por fin ha llegado febrero.

Francia despierta a tiempo

Con una Francia somnolienta, Canadá aprovechó la ocasión para imponer el juego estático e impedir la circulación del oval, y así asustar a un XV del Gallo que al final despertó de su letargo y encontró los resquicios en la línea defensiva canadienses para acabar imponiendo su autoridad.

Leer la crónica completa

Ver el vídeo del partido